>

viernes, 17 de abril de 2015

Cómo preparar tu BODA #6 – Lugar y hora de la Boda


¡Hola!


Vosotros podéis decidir el sitio si lo hacéis con un año de antelación o, como mucha gente hace, con 18 meses de antelación [breve inciso: Para mí es una burrada. Nosotros lo estamos gestionando con 7 meses y me parece que falta un montón (con los agobios de preparar todo nosotros)]. Pero eso es decisión de cada uno, si no tenéis prisa ni sois impacientes podréis esperar sin ningún problema.


En nuestro caso nos queríamos casar este verano, no sabíamos fecha, nuestra idea hubiera sido en junio o julio…pero ahí está el problema de hacerlo con menos de un año…estaban todos los sábados reservados. Por lo que optamos por preguntarle al sitio del banquete: ¿Cuándo tenéis libre? A lo que contestaron: “el único día que nos queda en verano es el 1 de agosto”. ¡Toma ya! ¿Qué os parece? (os recordamos que empezamos en enero a mover todo lo relacionado con la boda...el único sábado libre dentro de 7 meses >:O...en este momento empezamos a flipar con los timmings bodiles)

Una vez tienes la fecha toca pensar a que hora quieres celebrar todo. En este aspecto creo que es un poco por lógica ¿no? Solamente os puedo aconsejar que si os casáis en pleno verano no lo hagáis a las doce del mediodía (a no ser que queráis asar a vuestros familiares y amigos para luego coméroslos en el aperitivo). ¡A qué tiene lógica!. Nosotros decidimos que las siete de la tarde en agosto es una estupenda hora para no pasar calor y que haya luz suficiente para inmortalizar el momento con fotos, ¿no creéis que es buena hora?

Por lo que respecta al lugar, si tenéis tiempo y no os corre prisa mirad con calma muchos sitios para realizar el banquete. Dependiendo de la boda que escojáis así será el lugar. Cómo explicábamos el otro día, un punto fundamental en una boda es el presupuesto y nosotros siempre lo “intentamos” tener presente (aunque a veces cuesta). Por eso, lo primero que buscamos fue lugares cerca de casa. De esta manera, nos ahorramos el autocar de los invitados o, en algunos casos dependiendo de donde sea, el hotel. Hay que tener en cuenta que si te vas lejos tienes que vigilar y cuidar a tus invitados, en las bodas se bebe y no queremos que haya disgustos. Otro punto a favor de coger algo cerquita es que todos tenemos más margen de maniobra y no tenemos que ir con la lengua a fuera todo el rato. Hay menos probabilidades que haya algún problema y se llegue tarde :-) (aunque la novia tenga que esperar 5 min fuera sin ser vista)

Pues lo dicho, si realmente tenéis tiempo podréis elegir vosotros el día y la hora, sino será el restaurante, la iglesia o el juzgado quienes os lo “impongan”…pero sarna con gusto no pica, ¿verdad?

¿Ya tenéis fecha para el día (quizás) más feliz de vuestras vidas?

Un abrazo de oso
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...